Decálogo para un césped perfecto (I)


Si tienes un jardín con césped seguro que te encantaría que luciera verde y vistoso. Esto puede lograrse de forma fácil si le das los cuidados que necesita. Por eso, hoy te mostramos un breve decálogo para conseguir un césped perfecto ¡Toma nota!

  1. Tronzado regular. Tronzar o cortar el césped de forma regular es vital si quieres conseguir un césped perfecto. Es mejor cortarlo poco y a menudo que mucho y de una sola vez. Cambia la dirección y el patrón de corte cada vez para que las raíces de la hierba no se presionen en la misma dirección. La regla de oro para el tronzado del césped es reducir el tallo aproximadamente a la mitad o dos tercios, cerca de 5 cm.
  2. Abonado. Desde el principio de la primavera y durante el verano se recomienda abonar el césped cada 4 o 5 semanas para lograr un crecimiento óptimo. Un césped perfecto necesita nitrógeno, potasio y fósforo. En el marcado existe una gran variedad de productos específicos para abonar el césped.
  3. Riego. Un riego adecuado es fundamental para que el césped adquiera una tonalidad verde intensa y se vea lustroso. Puede realizarse de forma manual o automática y su frecuencia dependerá de la temperatura y la humedad. Cuando la hierba adquiere un tono azulado y grisáceo y algunas hojas se rizan o marchita, es señal de que el césped necesita agua.

Aún quedan dos cuidados fundamentales para el césped perfecto: el control de las malas hierbas y el escarificado y la aireación. Pero de esto hablaremos en el próximo post, así que no te despegues del blog.

Fuente de la información: Gardena

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH