Decálogo para un césped perfecto (II)


Continuamos con el último post en el que comenzamos a ver las medidas que tienes que llevar a cabo para conseguir un césped perfecto este verano. Mencionamos el tronzado regular, el abonado en primavera y verano y el riego. 

A esto se suman:
  1. Control de las malas hierbas. Para acabar con las malas hierbas de tu césped debes ser persistente y disponer de las herramientas adecuadas. Extrae las malas hierbas más grandes con medios mecánicos y las pequeñas con un escarificador manual que impide su crecimiento. También puedes emplear un arrancador de raíces o herbicidas si no consigues eliminar las malas hierbas de ninguna manera.
  2. Aireación. Si quieres lograr un césped perfecto las raíces necesitan aire para crecer. A veces el sustrato del césped es demasiado arenoso e impide que el aire llegue hasta las raíces, lo que provoca que no se desarrolle correctamente. Para airear las raíces puedes utilizar un rastrillo para hacer orificios en el césped y después rellénalos con arena gruesa. Así, el agua de la superficie fluirá hacia abajo transportando el oxígeno hasta las raíces.
  3. Escarificado. El escarificado permite extraer las hierbas muertas y otros restos inútiles del césped. Si extraes la capa de paja dejarás más espacio para que las partes inferiores de la hierba puedan respirar y los tallos crecerán mejor.


Ahora que ya sabes cómo lograr un césped perfecto ponte manos a la obra. Y si no tienes ganas o tiempo llámanos al 94 415 10 22. Es Servace ponemos a tu disposición una amplia gama de servicios auxiliares en jardinería ¡Consúltanos sin compromiso!


Fuente de la información: Gardena

Decálogo para un césped perfecto (II)


Continuamos con el último post en el que comenzamos a ver las medidas que tienes que llevar a cabo para conseguir un césped perfecto este verano. Mencionamos el tronzado regular, el abonado en primavera y verano y el riego. 

A esto se suman:
  1. Control de las malas hierbas. Para acabar con las malas hierbas de tu césped debes ser persistente y disponer de las herramientas adecuadas. Extrae las malas hierbas más grandes con medios mecánicos y las pequeñas con un escarificador manual que impide su crecimiento. También puedes emplear un arrancador de raíces o herbicidas si no consigues eliminar las malas hierbas de ninguna manera.
  2. Aireación. Si quieres lograr un césped perfecto las raíces necesitan aire para crecer. A veces el sustrato del césped es demasiado arenoso e impide que el aire llegue hasta las raíces, lo que provoca que no se desarrolle correctamente. Para airear las raíces puedes utilizar un rastrillo para hacer orificios en el césped y después rellénalos con arena gruesa. Así, el agua de la superficie fluirá hacia abajo transportando el oxígeno hasta las raíces.
  3. Escarificado. El escarificado permite extraer las hierbas muertas y otros restos inútiles del césped. Si extraes la capa de paja dejarás más espacio para que las partes inferiores de la hierba puedan respirar y los tallos crecerán mejor.


Ahora que ya sabes cómo lograr un césped perfecto ponte manos a la obra. Y si no tienes ganas o tiempo llámanos al 94 415 10 22. Es Servace ponemos a tu disposición una amplia gama de servicios auxiliares en jardinería ¡Consúltanos sin compromiso!


Fuente de la información: Gardena

Decálogo para un césped perfecto (II)


Continuamos con el último post en el que comenzamos a ver las medidas que tienes que llevar a cabo para conseguir un césped perfecto este verano. Mencionamos el tronzado regular, el abonado en primavera y verano y el riego. 

A esto se suman:
  1. Control de las malas hierbas. Para acabar con las malas hierbas de tu césped debes ser persistente y disponer de las herramientas adecuadas. Extrae las malas hierbas más grandes con medios mecánicos y las pequeñas con un escarificador manual que impide su crecimiento. También puedes emplear un arrancador de raíces o herbicidas si no consigues eliminar las malas hierbas de ninguna manera.
  2. Aireación. Si quieres lograr un césped perfecto las raíces necesitan aire para crecer. A veces el sustrato del césped es demasiado arenoso e impide que el aire llegue hasta las raíces, lo que provoca que no se desarrolle correctamente. Para airear las raíces puedes utilizar un rastrillo para hacer orificios en el césped y después rellénalos con arena gruesa. Así, el agua de la superficie fluirá hacia abajo transportando el oxígeno hasta las raíces.
  3. Escarificado. El escarificado permite extraer las hierbas muertas y otros restos inútiles del césped. Si extraes la capa de paja dejarás más espacio para que las partes inferiores de la hierba puedan respirar y los tallos crecerán mejor.


Ahora que ya sabes cómo lograr un césped perfecto ponte manos a la obra. Y si no tienes ganas o tiempo llámanos al 94 415 10 22. Es Servace ponemos a tu disposición una amplia gama de servicios auxiliares en jardinería ¡Consúltanos sin compromiso!


Fuente de la información: Gardena

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH